Nosotros

En octubre de 1959 Don Pepe y Don Emilio, dos amigos españoles,
junto a un equipo de maestros artesanos peruanos
abrieron las puertas de la Pastelería San Antonio.

Con dedicación, creatividad y don de servicio fundaron las bases,
vivieron su sueño y crearon la visión que hoy mantenemos y
por la que trabajamos con gran entusiasmo.

Nuestro compromiso es ofrecer productos de la mejor calidad
así como una atención cálida y esmerada.

Agradecemos la dedicación de nuestros compañeros de faena,
el apoyo de nuestros generosos proveedores y
la incondicional preferencia y cariño de nuestros fieles clientes.

La familia San Antonio
La Tradición de Ayer, la Tecnología de Hoy y la Calidad de Siempre

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.